Home  

  • 5 julio, 2017

    II FORO INGENIERÍA Y SOCIEDAD

    La transferencia del conocimiento hacia la excelencia empresarial.

Francisco Mora, rector de la UPV: “Para ser mejor universidad necesitamos mejores empresas”

El rector de la UPV, Francisco Mora, ha acudido al Foro Ingeniería y Sociedad para hablar de transferencia de conocimiento entre universidad y empresa. Mora ha pintado una situación preocupante, con un ecosistema de innovación prácticamente inexistente y descensos continuados de la inversión en I+D+i en toda España. Ello nos convierte, según él, en un país muy vulnerable. La clave, según Mora, es la falta de tejido productivo para absorber el conocimiento especializado que es capaz de generar la universidad.

                          

Valencia 4 de julio de 2017.-“Ya no basta con innovar, sino que hay que hacerlo muy rápido. Y el ganador se lo lleva todo. El porcentaje de la tarta a la que accede es muy grande”, ha arrancado Mora, que no ha querido poner paños calientes en su intervención y se ha referido en varias ocasiones al Informe COTEC, que anualmente radiografía la I+D en España: “El gasto en I+D se reduce cada vez más en nuestro país. Llevamos cinco años consecutivos de descenso en las inversiones en este ámbito. El panorama es malo. Si no se revierte pronto la situación podemos quedarnos fuera de juego. El contexto es el que es, tenemos que cambiarlo entre todos y para eso hacen falta 15 o 20 años de acción sostenida”.

Francisco Mora ha acudido como invitado al Foro Ingeniería y Sociedad, promovido por la Mesa de la Ingeniería Valenciana y el Foro de Opinión Cívico-CV. La Mesa está formada por cinco colegios profesionales de Valencia: COGITI, COGITCV, ICOIGT, CITOPIC y COITAVC y presidido por Angélica Gómez (COGITI), mientras que el foro está presidido por Regina Monsalve (COITAVC) y coordinado por Juanma Badenas (Foro de Opinión Cívico CV). Al foro también ha sido invitado hoy el vicepresidente de la Agencia Valenciana de Innovación, Andrés García Reche.

   

“No existe la solidaridad”

El rector de la UPV ha alertado de que el mundo “va muy deprisa y nadie te espera, no existe la solidaridad, esto es un sálvese quien pueda, París y Berlín van a tener las mejores oportunidades porque van a la cabeza”. Y ha advertido de que somos nosotros “los que tenemos que rescatarnos, no nos va a rescatar nadie: si no espabilamos nos iremos al fondo”.

Mora alerta sobre la incapacidad del tejido productivo valenciano para absorber el conocimiento que las universidades pueden generar: “Hemos pasado de tener un 17% de la actividad de transferencia a un 28% buscando recursos fuera de España. Cuanto más puntera es la investigación, más se alejan del territorio los investigadores porque no encuentran un entorno competitivo. No sé si tiene sentido tener algo parecido al MIT en Valencia, es probable que no lo aprovecháramos”.

   

El Estado emprendedor

Francisco Mora también ha puesto sobre la mesa el concepto “Estado emprendedor”, que sea “capaz de llegar a donde las empresas no pueden, como pasa en Estados Unidos con empresas como Apple y otras de diferentes sectores. Ese Estado emprendedor también hace falta aquí”. A pesar de esta afirmación, el rector de la UPV anima al desarrollo del emprendimiento, “que ha de venir acompañado de innovación”. Y ha asegurado que tenemos “muchas cosas buenas, pero hemos de ver cómo las organizamos y hay que tener visión más a largo plazo”. Porque ahora mismo, ha alertado, “somos una sociedad muy vulnerable: el turismo está muy bien, pero el peso en el PIB valenciano se ha de diversificar. Y al mundo de la tecnología, si no lo abrazas te coge por el cuello, y eso además ocurre en muy pocos años”.

Construir capacidades innovadoras

Mora ha explicado su ‘receta’ para dejar de ser una economía tan vulnerable: “Tenemos que construir capacidades innovadoras, buenos mecanismos de financiación y fomentar las capacidades emprendedoras. Hacen falta muchos más líderes en emprendedurismo, personas capaces de arrancar proyectos y llevarlos a buen puerto”.

Para ilustrar el trabajo que hace la UPV, Mora ha explicado que hace unos años se dirigieron a las 200 empresas más potentes de la CV para buscar vías de transferencia de conocimiento: “Solo conseguimos doce contratos”, ha recordado. El rector también ha enumerado otros actores que deberían estar presentes en el ecosistema de innovación: “Intermediadores entre universidad y empresa, gestores de patentes, especialistas en propiedad intelectual...”.

También ha hablado sobre las dificultades de sacar adelante proyectos de transferencia de conocimiento bajo las condiciones actuales: “Los profesores no encuentran recompensa, la universidad no tiene un euro para financiar transferencia. Es algo que no se prima”. Y ha explicado cómo se debe mejorar: “Solo se va a mejorar si lo hace todo el entorno. La universidad está muy convencida de esto. Los márgenes que tenemos se pueden afinar pero podemos aspirar a saltos incrementales, no disruptivos. Para ser mejor universidad necesitamos mejores empresas. Y aquí no hay un ecosistema. Tuvimos el Centro de Investigación Príncipe Felipe y trabajaba mucha gente buena allí. Pero no hay empresas que sean capaces de absorber la I+D que generaban”.

Finalmente, ha recordado que desde la UPV se ha desarrollado “institutos mixtos con asociaciones empresariales y también a través del Consejo Social se ha creado un pequeño fondo de inversión para acometer proyectos. Tenemos quince de forma permanente. La UPV sí que quiere ser un aliado de su territorio: llevamos una carrera de fondo, si miramos hacia atrás se han hecho cosas, algunas han funcionado regular y otras peor”.

Escaso valor añadido

Por su parte, el vicepresidente de la Agencia Valenciana de Innovación, Andrés García Reche, ha afirmado que tenemos un problema que abordar: “No podemos seguir manteniendo, viviendo y creciendo con un modelo productivo de escaso valor añadido, tal como muestra la radiografía económica de una comunidad como la valenciana. Solo es posible generar beneficios para el resto de la sociedad si tenemos empresas con niveles altos de valor añadido. Somos lo que son nuestras empresas. Y no hay nada fuera de un crecimiento inteligente, sostenido y creador. Hay que introducir innovación y conocimiento. Transformar nuestro modelo productivo es cambiar nuestras empresas para que nuestros indicadores mejoren. Han de tener valor añadido, es lo que permite acceder a rentas per cápita y sueldos altos.

   
   

Consulta las publicaciones en los medios Levante-emv  y Valencia Plazay adjuntos.

 

documento descargable